¡Qué noche la de aquel día!